MISIÓN: NUESTRA RAZÓN DE SER


El Colegio San Agustín es un Centro Educativo Católico, perteneciente a la Orden de San Agustín.
Abarca el 2º Ciclo de Educación Infantil, Primaria y Secundaria en régimen de concierto educativo y, en régimen privado, el Ciclo 1º de Educación Infantil y el Bachillerato.


Tiene como objetivo la formación integral de la persona. Dentro de un trasfondo de cercanía y exigencia, inspirado en la doctrina de San Agustín y en estrecha colaboración con las familias, nuestros alumnos podrán enfrentarse a una sociedad cada vez más abierta, cambiante y plural, con un sólido bagaje académico, unos principios y valores cristianos interiorizados y unas cualidades humanas que les permitan diseñar su propio futuro, desde la solidaridad y el respeto al medio ambiente.

VISIÓN: LÍNEAS DE AVANCE Y PROYECCIÓN DE FUTURO


    El Colegio San Agustín, en línea con su tradición educativa como Centro Agustino, quiere desarrollar un proyecto educativo que, partiendo de una visión humana, cristiana y agustiniana de la vida, se caracteriza por:

  • Una formación religiosa que suscite experiencias de vida cristiana, la cual fomenta valores de alcance universal como el respeto, la libertad, la paz y la convivencia.
  • Un alto nivel de exigencia académica, que desarrolla las aptitudes personales, estimula la libertad y la responsabilidad, el diálogo, la creatividad y la investigación científica.
  • Una sólida preparación en inglés, para afirmar de forma práctica que la interculturalidad representa un espacio moral de encuentro humano.
  • La integración de las Nuevas Tecnologías aplicadas a la educación como herramientas de trabajo personal y en grupo con un marcado espíritu creativo para poder participar en la transformación de una sociedad más humana.
  • La mejora progresiva de sus instalaciones, infraestructuras y recursos para responder a las demandas educativas y sociales de nuestro entorno.
  • La implantación y desarrollo de un sistema de gestión dirigido a la mejora de la calidad de enseñanza y a la adecuación de nuestra pedagogía a las necesidades de los alumnos y de la sociedad.

  • Todo esto debe lograrse manteniendo una estrecha relación y colaboración personal entre todos los miembros de la comunidad educativa –alumnos, padres y madres, profesorado, personal no docente-, creando vínculos de unión para conseguir en nuestros alumnos un crecimiento humano, intelectual y cristiano y unas adecuadas actitudes ante el trabajo, como el orden, el esfuerzo y el espíritu de superación.

VALORES: PRINCIPIOS COLECTIVOS QUE GUÍAN NUESTRO ACTUAR


    Nuestra acción docente y educativa se inspira en una propuesta coherente de valores y expresa una vivencia de actitudes donde nuestros alumnos no sólo aprendan a pensar y a hacer, sino también a ser y a compartir.

  • 1. El desarrollo de un Proyecto Educativo que promueve valores como:
    • Interioridad: fomentando un ambiente que ayude a la reflexión, para que el alumno construya desde dentro su personalidad.
    • Libertad: orientando a cada estudiante a descubrir sus cualidades individuales, perfeccionarlas responsablemente en el cumplimiento de su propio deber, en solidaridad con el bien común y con respeto y tolerancia a los demás.
    • Sabiduría: ofreciendo a todos los conocimientos de la ciencia, la riqueza de la virtud y el mensaje de la fe y estimulando el hábito de la investigación.
    • Verdad y Trascendencia: estimulando la búsqueda de la VERDAD TRASCENDENTE en la apertura del hombre hacia Dios. "Nos hiciste Señor para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti"
    • Amor-Amistad: viviendo las interacciones educador-educando en un clima de acogida, alegría y espíritu democrático, ayudando a los alumnos a integrarse socialmente y a realizar el consejo de San Agustín. "En la vida ten amigos. ¡Búscalos!"
    • Comunidad: Animando a la comunidad educativa a participar en el Colegio con espíritu de Caridad y a compartir la ciencia para enriquecimiento mutuo.
    • Inquietud: formando permanentemente al profesorado en contenidos y métodos de enseñanza, haciendo realidad el pensamiento agustiniano "En tanto soy buen maestro en cuanto sigo siendo alumno"

  • 2. Sensibilización social por medio de proyectos y campañas pastorales que promueven dentro de la comunidad educativa la espiritualidad de comunión, convirtiéndonos a todos en condiscípulos.

  • 3. Carácter innovador para el estudio, la reflexión y la interioridad con el fin de descubrir las verdades que aporta la ciencia y estar en sintonía con las nuevas tecnologías aplicadas a la educación.

  • 4. Fomentar la educación formal y la creación de hábitos saludables para una correcta convivencia, haciendo que el alumno sea una persona consciente de sus valores y metas pero nunca desvinculado de los demás.

  • 5. Impulsar actividades culturales, sociales y la práctica deportiva como desarrollo de las aptitudes físicas y habilidades sociales entre iguales y como alternativa de formación para el tiempo libre y de ocio.

  • 6. Fomentar la responsabilidad y el respeto a la naturaleza, la madre tierra y el mundo que nos rodea, con especial preocupación por la diversidad biológica, el consumo razonable y las medidas medioambientales que favorecen la calidad de vida entre todos los miembros de la comunidad educativa.